1ra Cadena 103.9 FM XHMTS

A 60 días del Covid-19 y no nos cae el 20

Autor: Liza Noguera

|

Fecha: 18 mayo, 2020

Ya se cumplieron 60 días de contingencia sanitaria en Tamaulipas, fue un 17 de marzo cuando el gobernador de Tamaulipas instruyó a todos los tamaulipecos y entes de gobierno al confinamiento para evitar contagios de Covid-19, al darse el primer caso confirmado en Altamira el domingo 16 de marzo a través de la Secretaria de Salud, se trataba de un hombre de 55 años originario de Malasia detectado el 11 de marzo a su arribo a esta zona, ante esto se prendieron los focos rojos y ahí empezó a cambiar la vida de todos.

Francisco Javier García Cabeza de Vaca a través de sus redes sociales anunció la suspensión indefinida de las clases, iniciando el 17 de marzo, un día antes el alcalde de Ciudad Madero, Adrian Oseguera Kernion, ordenó el cierre de playa Miramar ya que un domingo 15 de marzo, estuvo abarrotado el máximo paseo, como si se tratara de Semana Santa, así es como se entraba a la fase uno.

Posteriormente vinieron más casos confirmados y medidas más fuertes, el cierre de bares, cantinas y discotecas, enviar a casa a trabajadores en edad vulnerable o conexiones de salud delicada como a adultos mayores, madres embarazadas, personas con diabetes, hipertensión, trasplantados, por el as cardiovasculares, fiscal citados y algún padecimiento con cáncer, las calles empezaron a lucir vacías, poco a poco comercios iban cerrando sus puertas, los restaurantes dejaron de recibir comensales, iniciaron la modalidad de solo para llevar o servicio a domicilio, para que la mayoría de las personas estuvieran en casa y evitar contagios.

Y se vino el cierre de la zona centro de Tampico, Madero y Altamira, sus parques, sus plazas habían sido restringidas para su acceso, cines y plazas comerciales cerraron por completo, comercios no esenciales debían de bajar las cortinas, los bancos empezaron a reducir la entrada de cuentahabientes, poco a poco todo se iba silenciando, cada vez había más y más casos en la zona sur y el estado, a lo que originó a aplicar el uso obligatorio de cubrebocas, todo esto en la fase dos.

Al momento de llegar a la fase tres se aplican acciones más severas como la suspensión de transporte público los domingos, que choferes y pasajeros debían portar cubrebocas y se vino el doble hoy no circula, parar la movilidad en toda la entidad, evitar así riesgos de contagio, pues la ciudadanía ya se había relajado demasiado y repuntaron los casos de Covid-19, tanto sospechosos como confirmados.

Hoy estamos en la incertidumbre de qué pasará, la cuarentena se aplazó hasta el 30 de mayo, hoy muchos municipios en el país han regresado a la nueva normalidad, otros se rehusan por temor a que haya brotes, en el sur de Tamaulipas se espera que se extienda por tres semanas más el confinamiento, la inactividad y todo porque la ciudadanía ha sido irresponsable, se nota afuera de los bancos, haciendo fila sin guardar su sana distancia, en la posada celebración del Día del niño donde todos salieron a comprar pizzas, regalos abarrotando los lugares sin tomar las medidas necesarias para evitar contagios, sábado tras sábado fiestas y reuniones, mismas que han sido transmitidas en vivo a través de Facebbok, donde dejan ver su ignorancia al hacer de lado lo que se ha vendió replicando por la autoridad sanitaria, enfermos que han roto la cuarentena y salen a contaminar el entorno, largas filas en las tiendas de autoservicio, de convenciones y depósitos esperando a que la cerveza llegue para seguir entre cuates la parranda como si no pasara nada, en medio de una pandemia.

No se sabe si se llegará a los tres meses o cuatro de confinamiento, pero poco a poco se regresará a la llamada nueva normalidad donde todo ha cambiado y aunque muchos no lo acatarán, se espera que no haya un repunte de casos de Covid-19 una vez levantada la cuarentena.