Comerciantes de Altamira siguen batallando por obra de remodelación de Calle Hidalgo.

Al menos 60 comercios ubicados en la zona centro de Altamira siguen padeciendo los efectos negativos de la segunda etapa de la modernización de la Calle Hidalgo, esto, debido a que con la introducción del cableado subterráneo destruyeron las banquetas.

Sobre el tema, Keila Reyes una de las comerciantes afectada, manifestó que, los locatarios tuvieron que colocar tarimas para usarlas como puentes y que los clientes puedan acceder a los negocios pero lamentablemente dicha medida no es suficiente pues ya se han presentado casos de personas que se lastiman por el pésimo estado de las banquetas.

“Está muy mal, ahorita la peor parte es meter el cableado subterráneo por que cómo están rompiendo hay tarimas para poder hacer un puente entre la calle y el negocio hay un puente pero esta peligroso no hay barricadas, no hay gente, por parte de los trabajadores hay nula seguridad”.

Indicó que, la autoridad no ha podido dar una fecha para la culminación del proyecto por lo que los comerciantes no tienen conocimiento de cuándo puedan finalizar los trabajos que, de acuerdo a la planeacion inicial debieron concluir en el mes de Marzo.

Para finalizar, los locatarios añadieron que las banquetas deberán ser reconstruidas por lo que ellos ya se están preparando para afrontar las lluvias que se registren y evitar inundaciones tal y como ya les ocurrió ante la mala planificación de la obra.

Te puede interesar