Los pescadores de la región, manifestaron que desde hace tres años no se percibía un panorama similar al que se observa actualmente, debido a que el nivel del sistema lagunario registra niveles críticos.

Jacinto Cruz, señaló que el hecho de que no haya lluvias ha generado que las lanchas comiencen a estancarse en el lodo y es que, desde el 2020 el nivel del agua ha estado bajando de forma considerable.

“Ha bajado mucho, no llueve y no es la cantidad que debe de ser para que suba a su nivel, se encuentra en el mínimo y se atoran las lanchas. No ha bajado y lo que hemos visto es que será un año seco y nos va afectar a todos”.

Las autoridades responsables del manejo del agua en la zona sur, han trabajado para poder contener el añejo problema de la fuga de millones de litros de agua dulce en el Estero El Camalote, sin embargo, al decir de los pescadores, dichas acciones lejos de detener la fuga afecta pues el agua no tiene una corriente.

“Eso en vez de funcionar bien y estar normal a la capacidad de la Laguna, está afectando por que en vez de que haya como cuando llueve una corriente exacta que salga del nivel que se aviente al Pánuco, que desagüe, que desfogue, no tiene por que estar tapado y eso está afectando”.

Solo vasta con observar la orilla de las lagunas como El Carpintero y El Chairel en Tampico y Chamapayán en Altamira para darse cuenta que el bajo nivel del agua en muy poco tiempo va a generar serios problemas en la zona por desabasto.

Te puede interesar