Podrían comenzar con tandeos de agua en zona sur. No hay lluvias y la fuga del camalote continúa. 

En caso de que el nivel del sistema lagunario en Altamira, baje siete centímetros más, podrían comenzar los tandeos que además de afectar a la población, golpeará severamente a la industria.

 

El ex presidente del CIEST, Jesús del Carmen Abud Saldivar, recordó que la lectura más reciente en este municipio es de 37 centímetros y de llegar a los 33, irremediablemente deberán comenzar a racionar el agua, lo que traería repercusiones incuantificables, principalmente para el industrial.

 

Hizo mención, que ante dicho panorama, cobra mayor importancia que la Conagua destine recursos para detener la fuga de agua en el estero El Camalote, con la que esperan contener los niveles del sistema lagunario.

 

Apuntó que el Ciest continúa realizando las gestiones para que la Federación destine recursos para dicha obra, por lo que se han sostenido reuniones de trabajo con diputados federales, así mismo con el encargado de programas federales y enviarán una carta al presidente de la República, exponiéndole la gravedad de la situación que se vive en la zona sur de Tamaulipas.

 

Comentó, que de forma provisional en los próximos días se comenzará con la instalación de las costaleras y que para evitar sean retirados, solicitaron la vigilancia de la Guardia Nacional.

 

“En todas las formas posibles de gestión estamos trabajando, la situación es grave, ya lo saben, pero Altamira ayer estaba a 37 centímetros, a siete centímetros de la línea de complejidad, alrededor de los 30 y 32 centímetros de agua Altamira empezaría con los tanteos, todo indica que vamos hacia allá, no hay pronóstico de lluvias, el agua se sigue fugando, seguramente en unas semanas más vamos a tener suspensiones en el suministro del agua”.

 

Abud Saldivar, insistió en que no se puede bajar la guardia, pues dijo, las costaleros solo son una forma de mitigar la manera más rápida de contener pero se continuará en alerta pues el tema es grave, y se esperan días muy complicados.

 

“Habrá necesidad, seguramente de racionar el agua a la industria y eso tendría una repercusión que no podemos calcular en estos momentos, es algo que será muy grave para la zona y la realidad es que seguimos en la parte de la gestión, porque este es tema que ha sido ignorado por conagua durante muchos años y hoy estamos padeciendo por esto”.

Te puede interesar